jueves, 26 de enero de 2017

Abogados contra la corrupción.

 Con gran sorpresa, visioné hace poco este vídeo que recoge la presentación, el día 13 de junio del año pasado, 2016, en la sala del Club de Prensa del periódico La Nueva España en Oviedo, de la recién formada, aunque todavía, a día de hoy 26 de enero de 2016, no registrada por las autoridades, FUNDACIÓN ABOGADOS CONTRA LA CORRUPCIÓN (lo escribo tal cual está en el canal, todo con letras mayúsculas, je,je...). Y aquí la petición de firmas para hacer saber al director general del registro de fundaciones, que queremos que no impida a este grupo registrarse : Fundación de abogados contra la corrupción aún sin registro.

 Unas breves palabras introductorias corrieron a cargo de la periodista de ese periódico, Maria José Iglesias para dejar paso al primero de los ponentes, que es el director técnico de la fundación y abogado, Javier Fernández Torres, quien da las gracias especialmente a Román Marín de la Bárcena, nieto de un ex-presidente del Tribunal Supremo fallecido en 1930, que con su aportación de 7500 euros haría posible que se constituyera la fundación y con ello se hicieran actividades y se solicitaran las acciones correspondientes, cosa que a día de hoy, legalmente es imposible por no haber sido inscrita todavía por los políticos de turno... ¿por qué será?, je,je...Él sigue nombrando y dando las gracias a otros miembros de la Fundación y añadiendo detalles interesantes acerca de ellos. Pero cuando llega al momento de agradecerselo a su familia, empezando por su esposa, siguiendo por sus hijos, sus padres... se emociona y casi se echa a llorar. Después, continua describiendo el método de trabajo, la transparencia y la escuela (en la que también cabría la música; qué bonito) que caracterizarían al grupo.

 Luego hablan los otros dos ponentes; primero José Miguel Jimenez Parrilla, que trabajó como personal sanitario en el hospital madrileño Gregorio Marañón, después en Patrimonio Histórico para el gobierno autonómico de Asturias.... y confiesa, arrepentido, con ganas de limpiarse, toda la corrupción de la que él fue cómplice. El otro ponente y coordinador de Castilla y León, Adriano Álvarez Callejo, es una víctima de la corrupción ya que con dos sentencias que le dan la razón, una de lo Contencioso administrativo y otra del TSJ, y dos políticos detenidos, sigue sin ocupar su plaza de limpieza en León.


  Por último añado, en relación al mecanismo del que se habla para no dejarse influenciar por los grandes donativos, que ojalá la suerte y la fuerza (como en Star Wars) les acompañe, pues voy comprobando, ya que incluso en aquellos grupos donde hay la mejor transparencia y democracia asamblearia se han visto casos decepcionantes, que la carne, lo material... es demasiado débil, y más en un sistema que es la corrupción por excelencia y que por tanto no da seguridad ni elimina el miedo... a la miseria...aunque solo un garbanzo negro, no arruina a todo el puchero, y hay que ser, en sincronía, optimistas y tirar para adelante.


 PD del día 9 de marzo de 2017: me comunica Mamen Causa, una activista del caso de pederastia con rituales satánicos en la zona de Benicarló y Vinaroz, que al final esta idea no ha cuajado; ya no hay ninguna fundación, todo esto es historia o un intento histórico, y a este abogado, Javier Fernández Torres, se le ha tenido que cambiar por otro en la defensa de Reinaldo Colás, padre de las dos niñas abusadas en el caso de esa zona, porque pedía demasiado dinero. Qué pena, el mal siempre acaba triunfando... Con lo auténtico que se veía aquí todo...